Portada / Recursos para periodistas / Narrativas alternativas / Elecciones francesas: Los musulmanes de Francia luchan contra los líderes islamófobos

Elecciones francesas: Los musulmanes de Francia luchan contra los líderes islamófobos

Publicado originalmente por Tasnim Nazeer en el Monitor de Oriente el 25 de febrero de 2022

 

Las elecciones francesas de 2022 se celebrarán el 10 de abril de este año, con más de 40 candidatos de toda Francia compitiendo para dirigir el país. Sin embargo, los principales candidatos no tranquilizan a los más de 5 millones de musulmanes franceses que han visto aumentar la islamofobia en el país a lo largo de los años.

 

Los musulmanes de Francia tienen dificultades para decidir a quién votar, e incluso si vale la pena votar en las próximas elecciones. Esto se ha debido principalmente a que los candidatos políticos franceses expresan diversos grados de islamofobia y opiniones abiertamente racistas que siguen reiterando una y otra vez.

 

El actual presidente francés, Emmanuel Macron, llegó al poder en 2017, representando al partido La Republique En Marche. Macron prometió en su día ser un presidente “para todo el pueblo de Francia” pero, a lo largo de su mandato, condenó al ostracismo a los musulmanes al ser el primer país europeo en prohibir el velo integral en 2011. A continuación, aprobó una legislación que prohibía el uso del hiyab en determinados lugares públicos, todo ello bajo el pretexto del laicismo.

 

Las políticas antimusulmanas de Macron no se detuvieron ahí, ya que en 2020 pronunció un discurso en el que anunció que tomaría medidas enérgicas contra lo que llama “separatismo islamista” y que prohibiría a los imanes extranjeros impartir clases de islam en el país. “El islam político no tiene cabida en Francia”, declaró Macron, que continuó mencionando cómo sentía que “el islam se enfrenta a una crisis”.

 

No hay duda de que la retórica antimusulmana de Macron se dijo en un intento de atraer a los votantes de extrema derecha y apaciguar a la presidenta de la Agrupación Nacional, Marine Le Pen. Pero, frustrantemente, los musulmanes en Francia están teniendo que soportar el peso de esa retórica, que sólo sirve para aumentar los temores y las divisiones en el país. ¿Pero no es eso lo que quieren conseguir muchos de los principales candidatos políticos de Francia?

 

Si echamos un vistazo a los demás candidatos principales que se presentan a las elecciones, la mayoría de ellos mantienen posturas de extrema derecha. Por ejemplo, Marine La Pen (Agrupación Nacional), que es conocida por mantener puntos de vista tanto islamófobos como antisemitas. Le Pen propuso prohibir el hiyab en todos los lugares públicos. Y lo que es más chocante, llegó a afirmar que el hiyab era una prenda de vestir con “ideologías islamistas” y las tachó de inaceptables al afirmar que el hiyab era “totalitario y asesino”. Un comentario que está muy lejos de la verdad, y que perjudica y ofende profundamente a la población musulmana de Francia, a la que Le Pen, de ninguna manera, podría representar.

 

Peor aún, el otro candidato principal, Eric Zeymour (Partido del Raconquete), es mucho más ridículo y vomita sentimientos racistas y antimusulmanes abiertamente y sin pedir disculpas. Zeymour apunta a los musulmanes, pidiendo su “asimilación” y exigiendo que los musulmanes franceses “renuncien a su fe”. Existe el temor real de que si estos políticos de extrema derecha más siniestros llegan al poder, los musulmanes podrían sufrir más dificultades de las que ya tienen.

 

Después de haber entrevistado a muchos musulmanes franceses en mi calidad de periodista, los musulmanes del país sienten que no tienen ningún representante real que se preocupe por sus necesidades y que quienquiera que elijan continuará con la narrativa islamofóbica que ha prevalecido en el país durante años.

 

Las semillas del odio y la división contra los musulmanes en Francia se han ido sembrando, año tras año, y se han convertido esencialmente en un escenario islamófobo, en el que los políticos utilizan el ataque a los musulmanes como estrategia electoral para ganar votos. No es de extrañar que los musulmanes del país no sepan cuál es el menor de los dos males a la hora de decidir quién será el próximo líder del país, pero con los candidatos actuales los musulmanes se preparan para otro año difícil.

Te puede interesar también:

¿Llevar o no velo en el deporte? Las ‘Hijabeuses’ batallan por nuevos partidos

Artículo publicado originalmente por Soraya Boubaya para France 24 el 12 de febrero de 2022   …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *