Portada / Material Observatorio / Artículos observatorio / Hajar Brown: “Estar cómodamente consigo misma es crucial”

Hajar Brown: “Estar cómodamente consigo misma es crucial”

El pasado 23 de noviembre de 2022 con un grupo de jóvenes pertenecientes al proyecto MAGIC tuvimos la suerte de conversar vía telemática con la actriz, influencer y modelo Hajar Brown. Conocida popularmente por su papel como Amira en la serie de Movistar Skam de la que fue cartel y protagonista en su cuarta y última temporada. Pero además de ser la primera actriz española con hiyab en alcanzar esas cuotas de popularidad o protagonizar la portada de revistas como Cosmopolitan Hajar Brown hace una labor incesante y conscientemente estratégica en redes sociales y en el mundo de la moda y la ficción española para romper estereotipos y prejuicios hacia las personas racializadas en general, pero especialmente hacia las mujeres musulmanas que como ella deciden en un momento concreto de sus vidas vestir con el velo. Nacida en Madrid de padres marroquíes defiende su diversidad cultural como una riqueza abogando por una inclusión real donde pueda interpretar todo tipo de papeles sin que necesariamente tengan que pasar por la parte arabomusulmana de su identidad.

Primero nos explicó cómo se convirtió en una generadora de contenido en redes casi sin quererlo y aprendió cuáles son los códigos sociales de las influencers: “yo estaba super ajena a lo que es la industria, vivía feliz mi vida como estudiante de ingeniería, ajena a todo lo que es el mundo artístico. Pero cuando vino esta oportunidad, la acepté, la cogí pero eso sí tenía muchísimo miedo pues entonces todavía no existían referentes de absolutamente nada diverso, ni gente con melanina en la tele, solo se oían nombres ibéricos.”

Y a partir de ahí comenzó a  combatir los estereotipos que existen sobre las personas musulmanas en general pero sobre las mujeres especialmente: “una dedicación que parece tenemos que invertir buena parte de nuestro tiempo, pues la información que hay sobre el mundo musulmán y árabe es desinformación o información negativa entonces cualquier cosa que hiciese yo meramente normal ya iba a tener un impacto positivo. Creo que ahora la sociedad está más abierta a escuchar, más abierta a historias diferentes, por eso nos toca a nuestra generación romper con esos estereotipos y aprovechar está esta nueva ola de mentalidad más receptiva”.

 

Su éxito se basa en una serie de puntos que no son frutos del azar, y que no duda en compartir públicamente: “me dije que lo primero que tengo que hacer es contextualizarme, que hay muchas palabras en inglés que se usan con mucha normalidad en el mundillo y que a mí me pillan out y conocer un poquito cómo funciona esto, ver que patrones funcionan y cuáles no. Hay que saber cómo funciona para aunque te llamen buscando un titular determinado aprovechar para abrir una puertecita hacia este mundo musulmán, árabe o racializado… por ahí podemos colarnos. Cuando empecé a trabajar me di cuenta de que hay muchas cosas que las redes sociales no conciben sobre nosotros entonces hice una lista de necesidades que tienen que conocer o saber o que a mí me afectan dentro de la industria. Por ejemplo cuando estaba rodando Skam todo el mundo tenía sus cinco minutos diez minutos de café o de fumar su cigarro y a mí por ejemplo no me daban esos cinco minutos para poder ir a rezar, o en el tema del vestuario, accesorios… cuando llegaba “el tema” o sea los hiyabs era como que se estaba dado por hecho que yo los traía de mi casa, y terminé haciendo no solo de actriz sino también de asesora. Eso ya de por sí es una diferencia ya que yo voy con ese peso que mis compañeros no tienen, esas pequeñas cosas se notan y marcan una diferencia. Entonces fue cuando hice una lista de necesidades que debe conocer la industria sobre el mundo racializado.”

Otro punto importante que remarca la actriz es tener las cosas muy claras, de quien eres y a dónde quieres ir: “El construir una identidad tiene diversos espacios, de dónde vienes hacia dónde vas, cómo quieres que te perciban. Estar cómodamente consigo mismo tanto mental espiritual, físicamente y estéticamente es crucial. O sea no quiere decir que solo sea para redes sociales o para el mundo audiovisual sino creo que para absolutamente todo en la vida te sirve tener una entidad creada y forjada. Creo que es la base de todo, es lo que te da fuerzas. Bueno me sigo construyendo una parte porque la identidad siento que es algo que cambia, que se construye y madura. Es como los quesos que se tienen que curar o como el vino… cuanto más tiempo mejor”.

Hajar Brown no solo es actriz, también trabaja como imagen de varias marcas de moda: “me he dado cuenta de que en el mundo redes sociales y los influencers la moda posiciona muchísimo, por eso me metí en el sector. Aquí también estudié los patrones que les funcionan a las personas blancas para usarlos, adaptándolos a una persona musulmana para quien en principio la moda no está hecha. Si lo trabajas siendo una persona racializada y le das dos vueltas de tuerca a lo que ya existe se nota muchísimo la diferencia. Luego cuando buscan e investigan sobre ti ven que hay un discurso, ven que hay una identidad detrás, que no es solo superficial.”

Y es que el camino y el día a día no es fácil: “yo en mi caso siendo mujer, encima velaba, vamos que soy musulmana visible, hay muchas opresiones que me llegan de manera transversal que me atraviesan y que tengo que luchar con ellas paralelamente. No puedo luchar como mujer olvidando que de dónde vengo y cómo se me ve desde fuera. Hay que ir empujando un poco las presiones que vas teniendo. Es una estrategia que me ha funcionado a mí pero espero que de aquí a un futuro no haga falta hacer todo esto y simplemente una chica de 18 años que quiera ser actriz se meta a una escuela de arte dramático y pueda trabajar de camarera mientras hace castings hasta que le toque. Me gustaría que fuese así y no en plan ‘eh soy actriz a la que dan papeles que perpetúan un poquito los estereotipos’ y encima no puedo trabajar de camarera porque, claro, a una mujer velada no la ponen de cara al público. Lo ideal será cuando nos den frases de jueza sin que importe la etnia o la religión porque al final solo nos llaman para hacer de árabes y vale luzco como tal la verdad pero, llegó toda mi vida en Madrid, he nacido aquí”.

El tercer pilar de la labor que hace Hajar Brown para intentar cambiar los moldes estancos de la cultura de masas tiene una cara menos visible pero igual de importante: “Asesoro a marcas, series, películas, a directores de casting sobre el mundo nuestro. Es distinto de cuando les ofrezco también hacerlo de cara afuera. Es importante diferenciar entre las marcas que tratan de verdad el tema de diversidad y para las que solo significo un cupo para quedar bien con el público racializado. Cuando estás en este tipo de entorno con humor y con gracia se lo cuentas y a partir de ahí se ponen a trabajar porque se han visto muy verdes.

En el mundo de las series ahora se va abriendo poquito a poco la mentalidad. Los castings que estoy haciendo ahora, no son como los que hacía al principio. He hecho alguno que no tiene nada que ver con mi religiosidad o con el mundo árabe, incluso a mí me pareció raro, pero para llegar a la inclusión real esto debe ser normalidad. Espero que pronto veamos plasmado ese cambio que ha empezado en los últimos años.”

Para terminar le preguntamos sobre su sentido del humor, presente en muchas de sus comunicaciones: “Al final, por eso de ser racializaba o tener otra cultura distinta a la que se vive de forma mayoritariamente aquí en España he necesitado muchísimas más herramientas para hacer amigos o para rodearme de gente. Por eso vi desde muy pequeña que el humor llega y como con el humor el resto de cosas se desvanecen aunque no sea así del todo, pero bueno, ayuda. También es verdad que con mi personalidad encaja el humor y todo se me hace más fácil, puedo decir verdades que si no es de forma graciosa no entran.  Entras a la gente con risas y una vez que les tengo ciegos de risa ya me meto con lo más serio. Esta estrategia me ayuda a llevar toda esa presión de la gente que desde que somos muy pequeñas nos preguntan de todo tipo de cuestiones como el terrorismo que solo por nuestros rasgos deciden que tenemos que ser expertas.”

Te puede interesar también:

Graves disturbios en Suecia por la quema del Corán en las concentraciones convocadas por la ultraderecha

La Agencia EFE ha informado de que la policía sueca ha practicado 26 detenciones en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *