Portada / Material de apoyo / Buenas prácticas / ¿Qué diferencia hay entre decir Estado Islámico, ISIS o Daesh?

¿Qué diferencia hay entre decir Estado Islámico, ISIS o Daesh?

Publicado en eldiario.es, el 16 de noviembre de 2016

El conflicto terminológico en torno al Estado Islámico (EI) tiene raíces históricas y culturales profundas. Ni siquiera las grandes figuras políticas se ponen de acuerdo al nombrar al grupo terrorista que se originó a finales de los años 90 y que este viernes golpeó con dureza el centro de París. Por poner algunos ejemplos, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se refiere al Estado Islámico como ISIS, lo mismo hace David Cameron, y sin embargo, el presidente francés François Hollande ha comenzado a llamarlo Daesh. La forma de referirse a esta facción terrorista no es casual, tiene explicación histórica, cultural y lingüística.

La organización terrorista nació en 1999 como Jamaa al-Tawhid wal-Jihad. En 2004 su líder, el jordano Al Zarqaui, prestó juramento a Al Qaeda, con lo que era habitual que se le denominara Al Qaeda en Irak.

La cronología de este nombre es larga y cambiante. En 2006, y ya cuando era liderado por Abu Bakr al-Bagdadi, volvió a mutar a Estado Islámico de Irak (ISI). Siete años después, en 2013, cuando ya había comenzado la guerra en Siria, ISI se declaró a sí mismo como Estado Islámico en Irak y al-Sham.

En árabe, al-Sham es el nombre histórico de Siria y Líbano, aunque para muchos árabes debería incluir también a Jordania y Palestina. Esta zona es conocida en inglés como Levante. En inglés, se podría decir ISIL (la L por Levante), pero es más habitual que la L pase a ser S (por Siria), ya que fue la guerra de Siria la que le permitió declarar su control en un territorio.

Fue en 2013 cuando ISIS sumó a lo conseguido en Siria sus conquistas en Irak (en especial, las ciudades de Mosul y Faluya, y buena parte de la zona oeste del país) y declaró un Califato islámico con  Abu Bakr al-Bagdadi como líder político y religioso. ISIS pasó a llamarse Estado Islámico, una afrenta a todos los estados árabes que nunca lo han reconocido. Usar ese término sería como concederles una legitimidad que no tienen.

Los que se oponen a llamar a este grupo “Estado Islámico” argumentan que ni se trata de un Estado ni es islámico, Las autoridades islámicas de Egipto pidieron a los medios que se llamase QSIS, por las siglas en inglés de Separatistas de Al Qaeda en Irak y Siria.

El término Daesh tuvo más éxito en esos países por su intención peyorativa. Es el acrónimo en árabe de Al Dawla al-Islamyia Irak Wa’al Sham. El Gobierno iraquí, que ha sufrido varias derrotas ante los yihadistas, suele emplear ese nombre. El presidente francés, François Hollande, decidió adoptarlo para dejar patente su rechazo a los crímenes de ISIS, y buena parte de la prensa de su país le siguió.

Según The Guardian, quizá el Gobierno francés haya elegido ese nombre por su sonoridad peyorativa dentro de la fonética francesa. La palabra ‘déche’, por ejemplo, significa miseria y el vocablo ‘tache’ se refiere a mancha.

El embajador británico en Irak, Simon Collis, dijo que aquellos que hablan árabe utilizan el nombre Da’ish con una mezcla de ridículo y hostilidad. Curiosamente, Da’ish en plural -daw’aish- significa fanáticos que imponen sus puntos de vista sobre los demás.

La intención propagandística de usar Daesh, en la línea de lo marcado por varios gobiernos, ha hecho que los medios de comunicación anglosajones raramente utilicen ese nombre, excepto en artículos de opinión.

 

Te puede interesar también:

‘Rewind’, el proyecto de unos estudiantes españoles para ‘deshacer’ el odio en redes sociales

JORGE COLOMA Publicado en El País, 7 de julio de 2017. La idea gana un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *