Portada / Material de apoyo / Documentación / Fear, Inc. (2011): Las raíces de la red de la islamofobia en Estados Unidos

Fear, Inc. (2011): Las raíces de la red de la islamofobia en Estados Unidos

Publicado por Center of American Progress en agosto de 2011.

Fear, Inc. The Roots of the Islamophobia Network in America (Las raíces de la red de la islamofobia en Estados Unidos).

 

Acceso al informe completo en PDF.

 

Traducción de la ficha de datos al castellano.

 

 

Esta investigación detallada, dirigida por el Center for American Progress Action Fund, no desvela una vasta conspiración de la extrema derecha tras el aumento de la islamofobia en nuestro país, sino que habla de un grupo reducido e interconectado de expertos en desinformación que lideran un esfuerzo para llegar a millones de estadounidenses a través de partidarios eficientes, alianzas con medios de comunicación y una organización de base. Esta difusión de odio y desinformación comienza con cinco personas clave y sus organizaciones que son apoyadas con fondos de una cartera de fundaciones clave.

 

La financiación

 

  • Más de 40 millones de dólares han llegado desde siete fundaciones en más de 10 años.
  • Las fundaciones que financian a los expertos en desinformación son: Donors Capital Fund, Richard Mellon Scaife Foundation, Lynde and Harry Bradley Foundation, Newton and Rochelle Becker Foundation y Newton and Rochelle Becker Charitable Trust, Russell Berrie Foundation, Anchorage Charitable Fund y William Rosenwald Family Fund, y por último Fairbrook Foundation.

 

Los expertos en desinformación

 

  • Cinco expertos generan informaciones falsas y material utilizados por líderes políticos, grupos de base y medios de comunicación:
    • Frank Gaffney del Center for Security Policy
    • David Yerushalmi de la Society of Americans for National Existence
    • Daniel Pipes del Middle East Forum
    • Robert Spencer de Jihad Watch y Stop Islamization of America
    • Steven Emerson de Investigative Project on Terrorism
  • Estos expertos viajan por el país y trabajan para o testifican a favor de políticas que llaman al veto de la amenaza inexistente de la aplicación de la sharía en Estados Unidos, proclamando que la gran mayoría de mezquitas albergan a terroristas o a sus simpatizantes.
  • El “modelo legislativo” del veto a la sharía de David Yerushalmi ha sido “cortado y copiado” en proyectos de ley en Carolina del Sur, Texas y Alaska. Su vídeo que explica cómo hacer un borrador de proyecto de ley para vetar la sharía y sus herramientas virtuales han sido imitados a escala nacional.

 

El alcance

 

  • El movimiento está expandiéndose por el país a más de 23 Estados, gracias a una una combinación de nuevos grupos enfocados en una ideología islamófoba como ACT! For America de Brigitte Gabriel, Stop Islamization of America de Pam Geller, David Horowitz’s Freedom Center, y de grupos ya existentes como American Family Association o Eagle Forum.
  • Lo que dicen los expertos en desinformación es difundido a escala nacional y mundial, y su trabajo es a menudo citado por (entre otros) el terrorista confeso de Noruega, Anders Breivik.
  • Políticos estadounidenses como Peter King (Nueva York), Allen West (Florida), and Michele Bachmann (Minnesota) repiten esos ataques de carácter anti-musulmán, dando credibilidad a esas informaciones erróneas.

 

El impacto

 

  • Este reducido grupo de personas está dirigiendo los debates nacionales y globales que tienen consecuencias reales sobre el discurso público y sobre los musulmanes estadounidenses.
  • En septiembre de 2010, una encuesta de Washington Post- ABC News reveló que el 49% de los estadounidenses tenía una visión negativa del islam, un incremento significativo con respecto a octubre de 2002 cuando la cifra se situaba en un 39%.

 

Por qué importa

 

  • Estos ataques van directamente al centro de dos cuestiones nacionales críticas: el tejido y la fuerza de nuestra democracia y la seguridad nacional. Nuestra constitución protege las libertades religiosas de todos los estadounidenses. Afirmar que algunas religiones no forman parte de la promesa de libertades estadounidenses hecha por nuestros fundadores pone en cuestión quiénes somos como nación.
  • Una de las mejores herramientas de captación y propaganda de Al Qaeda es la afirmación de que Occidente está en guerra con el islam y los musulmanes, un argumento reforzado cada día por todo aquel que sugiere que todos los musulmanes son terroristas y que todos aquellos que practican el islam están poniendo en riesgo la seguridad de EE.UU.
Megáfono de la islamofobia.

 

Te puede interesar también:

Publicación del informe ‘Saving the News: Ethics and the Fight for the Future of Journalism’

La islamofobia en los medios de comunicación españoles es uno de los temas abordados en …