Portada / Material Observatorio / Ejemplos islamófobos / Análisis de “La salud mental de los catalanes”

Análisis de “La salud mental de los catalanes”

ARTÍCULO:

La salud mental de los catalanes

Xavier Rius, e-noticies, 21 de noviembre de 2017.

 

ANÁLISIS:

Reproducimos este ejemplo islamófobo por tratarse de una práctica cada vez más ´habitual´: la de instrumentalizar a las personas o comunidades musulmanas desde el titular o la imagen principal de un artículo de prensa para posteriormente tratar en el cuerpo del artículo lo que sucede en el ámbito político de Cataluña.

En este caso, es el director de un medio el que decide utilizar la imagen de una mujer musulmana con el siguiente pie de foto “Debate en TV3 el día de los atentados” para, presumiblemente, captar la atención de  los lectores. El mismo día que el artículo vio la luz, se hizo llegar al autor y al director de la publicación una petición solicitando el cambio de la imagen principal (y miniatura), quienes acusaron recibo de la misma pero ignoraron  la petición.

1. De 18 párrafos del artículo 17 hablan de la situación política actual en Cataluña, aunque no sin antes hacer la siguiente afirmación:

“Empecé a intuir que alguna cosa no funcionaba en la azotea de los catalanes -al menos de los partidarios del proceso- tras los atentados en las Ramblas y de Cambrils. Aquel día, en el especial de TV3 que emitían por la noche, sacaron una chica tapada de arriba a abajo para denunciar la islamofobia. A esa hora el DAESH ya había reivindicado el ataque. Eran, sin duda, atentados islamistas.”

Desde agosto hemos registrado numerosos artículos de información y opinión de prensa nacional cuyos autores asocian el independentismo catalán con el terrorismo o responsabilizan a determinadas políticas públicas de la Generalitat de Cataluña o del Ayuntamiento de Barcelona de los atentados terroristas de este verano.

En este párrafo el autor ataca con la intención de matar dos pájaros de un tiro, y vincula lo que a su parecer es una “falta de cordura de los catalanes”con el hecho absolutamente legítimo de dar la voz a la comunidad musulmana, en este caso, a una de sus representantes.

Esa representante de los musulmanes, que a los ojos del autor del texto solo o sobre todo es una “chica tapada de arriba abajo”,  acudió al programa para desvincular públicamente a las comunidades musulmanas de los actos que se acababan de producir, puesto que, como dice el propio titular del vídeo “La comunidad musulmana es la primera interesada en que esto no pase”.

Considerar que esa intervención es un mero acto de “denuncia de la islamofobia” resulta cuanto menos despectivo.

Reproducimos aquí la intervención:

 

Como se puede apreciar en las imágenes del vídeo la “chica tapada de arriba abajo” tan solo llevaba una prenda de ropa más que la presentadora. Llama la atención la importancia que el autor le da al pelo de una mujer para acordarse tres meses más tarde de la que no lo enseñó.

El autor comete un error muy común que ya hemos denunciado en otros artículos que es el de  utilizar el adjetivo “islamista” (que se refiere al islam político) al calificar el atentado; para ver nuestra propuesta consultar la entrada La sharía y las fetuas de nuestro Glosario sobre el islam.

 

Te puede interesar también:

Los medios de comunicación españoles desconectados de la juventud musulmana

FÁTIMA TAHIRI SIMOUH* El silencio cortante y el rostro serio de Ramia auguraba que este …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *