Portada / Material Observatorio / Ejemplos positivos / Artículo positivo: “Mourad Zarrouk responde a las preguntas de Raad Salam”

Artículo positivo: “Mourad Zarrouk responde a las preguntas de Raad Salam”

ARTÍCULO

“Mourad Zarrouk responde a las preguntas de Raad Salam”

I. Herrera, La Nueva Crónica, 17 de septiembre de 2017.

 

ANÁLISIS:

Reproducimos aquí este artículo como ejemplo de noticia positiva por tratarse de una novedad en la que se convierte al autor de numerosas publicaciones de corte islamófobo en entrevistador. En la cotidianidad no se dan las circunstancias para contestar dichas publicaciones,  cargadas de estereotipos, sensacionalismos y la insistencia permanente en un “inminente choque de civilizaciones y de religiones”.

Las respuestas contribuyen a una narrativa más positiva y acorde a los textos sagrados y el entrevistado contextualiza correctamente las respuestas. Se da voz a las comunidades musulmanas.

Este ejercicio, que se ha hecho también a la inversa, dando tiempo y espacio a los dos puntos de vista, podría resultar en una herramienta útil para romper prejuicios y promover la interculturalidad. Aplaudimos esta iniciativa del medio.

 

TEXTO ARTÍCULO:

“Mourad Zarrouk responde a las preguntas de Raad Salam”

–Según el Islam, los musulmanes y supongo usted también: el Corán es la palabra absoluta de Allah. Allah dice en el Corán (Sura 5:51): «Creyentes; no toméis como amigos a los judíos y a los cristianos. […] Quien de vosotros trabe amistad con ellos, se hace uno de ellos. […]». Aplicando estas palabras ¿Cómo se puede dialogar y convivir con el Islam?
–Aquí hay un rosario de equivocaciones coronadas con una pregunta retórica que quiere decir sencillamente: «no se puede ni dialogar ni convivir con el islam». La aleya que cita y, que no se repite doce veces en el Corán, se relaciona directamente con el debate entre dos compañeros del profeta (Obada y Ubay) acerca del mantenimiento o la ruptura del pacto con una facción de los judíos de Medina y algunos de sus aliados que apoyaron los politeístas de la Meca en su guerra contra los musulmanes. Esta aleya, mal traducida por cierto porque la palabra clave es ‘aliados’ y no ‘amigos’, tiene un contexto del cual no se puede sacar. Esta interpretación beligerante que presta a esta aleya se contradice con otros fragmentos del Corán como la aleya 82 de la misma sura que ha citado, la 5: «Encontrarás que los que están más próximos en afecto a los que creen, son los que dicen: Somos cristianos». Eso es porque entre ellos hay sacerdotes y monjes y no son soberbios. ¿Cómo podemos explicar que un musulmán puede contraer matrimonio con la gente del libro (judíos y cristianos) si no los puede tomar por amigos?

–El Hadiz 26 dice: “Preguntaron Muhammad: ¿Cuáles son los tres mejores gestas de los creyentes? Muhammad contestó: 1º tener Fe en Allah y Su Mensajero, 2º luchar o hacer Al-Yihad en el camino de Allah y 3º la Peregrinación”. Por lo tanto, Al Yihad es el segundo pilar más importante en el Islam. ¿Es verdad?
–Cualquier niño en cualquier colegio en cualquier país de mayoría musulmana le diría que el segundo pilar del islam es la oración. Hay cinco pilares y el yihad no aparece en ninguna parte. En la historia, el contexto sirve para interpretar los hechos y los dichos. Es un hecho harto conocido que la comunidad musulmana no se construyó en un ambiente pacífico. Los mecanos lucharon hasta el final para evitar que una religión monoteísta como el islam acabara con la idolatría. Hubo guerras, victorias y derrotas, alianzas, traiciones… Si lee la biblia, se encontrará con afirmaciones parecidas que hay que mantener en su contexto.

–[…] En su opinión, ¿la entrada de Tariq bin Ziad Al-Andaluz es conquista o liberación? y ¿por qué?
–No sé lo que les contaron en Irak, pero Fath no quiere decir liberación. De todas formas Fath o conquista, no veo donde está la diferencia. Los omeyas arrebataron la península ibérica a los visigodos y la integraron en su imperio. Sin embargo, se comportaron de una manera mucho más civilizada en el siglo VIII que algunas potencias occidentales en el siglo XX en la parte más débil en el planeta en pleno contexto colonial.

–Según el Corán (Sura 2:190-193) tierra conquistada por el Islam, tierra musulmana para siempre. ¿Que significa Al-Andaluz para el Islam, los musulmanes y para usted?
–La Sura 2: 190-193 no establece en ningún momento que «la tierra conquistada por el islam es tierra musulmana para siempre». Esta parte de la sura 2 se refiere al conflicto, otra vez, entre musulmanes y los politeístas de la Meca. Y no se habla de ninguna tierra salvo del espacio que ocupa la «mezquita inviolable» donde está la casa de Abraham en el centro de la Meca. En lo que se refiere a su pregunta, no podemos saber con exactitud lo que representa Al Andalus para todos y cada uno de los musulmanes. Entiendo que pretende generalizar el discurso de Daesh para alimentar su planteamiento apocalíptico, pero este disparate es insostenible. Personalmente, conozco muy bien Andalucía. De Al Andalus, me quedo con los momentos de mayor esplendor de la civilización islámica cuando reinaba la paz, la convivencia sana y el bienestar. Estamos hablando del pasado. Hoy por hoy, esta tierra forma parte de un Estado que se llama España donde diferentes gobiernos centrales y regionales realizaron un gran esfuerzo para mantener en buen estado las joyas arquitectónicas construidas por personas que no manejaban las mismas aleyas coránicas descontextualizadas y tergiversadas por usted. Como hispanomarroquí, cada vez que visito Granada, Córdoba o Sevilla me siento doblemente orgulloso. Orgulloso por pertenecer a esta civilización, que no le gusta mucho a usted, y por ser un ciudadano más de España que supo conservar con éxito lo más bello de esta memoria común.

–En todo el mundo Occidental, tradicionalmente cristiano, donde los emigrantes musulmanes viven en minoría, gozan de toda la libertad; tienen todos los derechos tanto sociales como religiosos.Pero no es así con las minorías que viven en países musulmanes. ¿Qué opinión tiene?
–Vamos por partes. Las minorías musulmanas en los países occidentales gozan de derechos y libertades que emanan de las leyes emancipadas y no de las tradiciones cristianas que cita en su pregunta. Lo que dice es innegable. Los musulmanes europeos y los inmigrantes de confesión musulmana disfrutan de derechos que ni siquiera tienen en sus países de origen, porque todos somos iguales ante la ley independientemente del sexo, etnia o religión. En los países de mayoría musulmana no pasa lo mismo, ni con las minorías ni con la mayoría, porque son países secuestrados por regímenes autoritarios muchos de ellos respaldados, lamentablemente, por países indiscutiblemente democráticos. Es un problema de derechos humanos que afecta a millones de personas y la culpa no la tiene ni el islam ni la mayoría musulmana, a pesar de que usted insiste en permanecer en el contexto enrarecido la Meca del siglo VII. En vez de buscar aleyas mal traducidas, relacionadas con un contexto bélico, tenía que haber arrimado el hombro para respaldar a los militantes de los derechos humanos de su país de origen que defienden un cambio del régimen político para que se construya un Estado democrático donde todo el mundo pueda gozar de sus derechos y libertades independientemente de su confesión para que dejemos de hablar de minorías y mayorías. Hay militantes que están luchando todos los días en países árabes contra tradiciones ancladas en el totalitarismo, pero parece que usted no está por la labor.

Te puede interesar también:

Los medios de comunicación españoles desconectados de la juventud musulmana

FÁTIMA TAHIRI SIMOUH* El silencio cortante y el rostro serio de Ramia auguraba que este …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *