Portada / Glossary Item / feminismo

feminismo

Feminismo e islam

El surgimiento de los primeros movimientos feministas en sociedades mayoritariamente musulmanas tuvo lugar a principios del siglo XX, coincidiendo con el colonialismo. Por ello, los proyectos de emancipación de las mujeres se tiñeron de la lucha por la liberación nacional y el reformismo islámico coetáneos. Y a diferencia de lo que ocurrió en el feminismo europeo contemporáneo, la religión fue vista como un motor imprescindible de transformación y liberación personal y colectiva. Este origen ha marcado de forma definitiva la relación entre islam y feminismo, para bien y para mal.

Los regímenes poscoloniales se encargaron de manipular religión y feminismo en un doble sentido. Por un lado, perpetuaron en las nuevas legislaciones normas patriarcales so capa de shariíes*: los códigos de los jóvenes Estados institucionalizaron la desigualdad en el derecho de familia, la herencia o la capacidad jurídica o testifical, en el mejor de los casos, y en algunos otros, como en los países del golfo Pérsico, las nuevas leyes instauraron la eterna dependencia de la mujer de algún varón. Por otro, utilizaron a las mujeres como moneda de cambio con la oposición islamista, los ulemas oficiales, y las propias mujeres. Simplificando, se fueron perfilando tres corrientes feministas en función de sus presupuestos y demandas: un feminismo musulmán, un feminismo islámico y un feminismo laico, por orden decreciente, aproximado, de simpatizantes.

La línea divisoria entre feministas laicas y religiosas la marca el papel que se le concede a la religión como herramienta de emancipación por parte de las segundas, que la enarbolan frente a la dependencia neocolonial del feminismo “blanco y burgués”.  Por su parte, el feminismo musulmán se aleja del feminismo islámico en su aceptación de la diferencia entre hombres y mujeres, aunque sea basada en la complementariedad de espacios y roles a partir de una relectura ad hoc de las fuentes del islam. Las feministas islámicas rompen con esta lógica, que acusan de neopatriarcal, e insisten en la igualdad plena de hombres y mujeres a partir de una nueva hermenéutica coránica, que llegan a llamar una “yihad de género”.

Con todo, las diferencias entre unas y otras no son tan nítidas y los puntos de encuentro han sido y son más habituales de lo que algunos debates interesados puedan hacer creer. Por ejemplo, las revueltas árabes de 2011 y los desafíos contrarrevolucionarios posteriores lo han puesto de manifiesto en una unidad de acción y de reivindicaciones nada infrecuente, mientras que es en Occidente donde los enfrentamientos ideológicos suelen ser más enconados.

Te puede interesar también:

Quinta evaluación del Código de conducta de la CE sobre la lucha contra el discurso de odio online

Publicado originalmente por la Comisión Europea el 22 de junio de 2020. El pasado 22 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *