Portada / Material Observatorio / Ejemplos islamófobos / Análisis de “Detenido en Guadalajara por incitar en las redes a cometer atentados suicidas”

Análisis de “Detenido en Guadalajara por incitar en las redes a cometer atentados suicidas”

Desde el arranque del proyecto del Observatorio de la Islamofobia en los Medios en enero de 2017, hemos realizado y publicado en nuestro sitio electrónico análisis de noticias que son ejemplos islamófobos y también ejemplos positivos. No obstante, en el análisis cualitativo del que son objeto los artículos de los medios de los que hacemos seguimiento, tenemos también en cuenta un tercer tipo de publicaciones que son los artículos en ámbar, es decir, noticias que sin ser explícitamente islamófobas, pueden favorecer una interpretación islamófoba.

Les ofrecemos aquí un primer ejemplo de análisis de artículo en ámbar

 

ARTÍCULO:

 

Detenido en Guadalajara por incitar en las redes a cometer atentados suicidas

El detenido, fuertemente radicalizado, utilizaba las redes sociales para divulgar propaganda de las organizaciones terroristas DAESH y Al Qaeda

Ángel Luis de Santos, La Razón, 30 de abril de 2018

 

ANÁLISIS:

  1. Incorporación de información no relevante para la noticia con potencial estigmatizador en el cuerpo de la misma. La nacionalidad del presunto terrorista se indica en dos ocasiones en el cuerpo de la noticia, una de ellas subrayada en negrita. Consideramos que es innecesario que se explicite la nacionalidad del detenido, porque no aporta nada al relato de la detención y señala directa e injustamente a toda una comunidad, la marroquí, muy numerosa en nuestro país.

 

Este tipo de prácticas está en proceso de regularización. El pasado 10 de abril todos los grupos políticos apoyaron que se tramite en el Congreso la ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación para prevenir y acabar con todas las formas de desigualdad, así como para reparar el daño de las víctimas.

 

  1. El autor de la noticia incurre en varios errores factuales que tienen que ver con uso incorrecto de algunos términos.

 

La noticia informa de que “Las publicaciones que difundía el detenido a través de diversas redes sociales que él mismo gestionaba iban desde mensajes de los líderes religiosos más radicales del autodenominado Estado Islámico hasta diverso material que incitaba de forma directa a la comisión de actos terroristas contra objetivos occidentales”. Desaconsejamos el uso del término Estado Islámico, y en caso de empleo, debe ir especificarse explícitamente que se trata de una organización terrorista, y el término debe ir precedido por el adjetivo “autoproclamado”. Aconsejamos también que no se usen todos los nombres por los que se conoce a este ente terrorista en la misma noticia, pues crea la sensación en el lector de que se trata de organizaciones diferentes, y que siempre se opte por Daesh, el acrónimo del nombre completo de la banda.

 

La noticia dice también que el presunto terrorista: “divulgaba videos con instrucciones para llevar a cabo la Yihad y que señalaban numerosos objetivos que podrán ser objeto de ataques”. Recordamos el peligro de usar el término yihad en una noticia sobre terrorismo,  limitando su uso o sentido al ámbito de la violencia, aunque no se haga de forma intencionado. La yihad es un concepto de gran valor para los musulmanes que Luz Gómez define en el glosario del Observatorio como “la obligación doctrinal que tiene el musulmán de esforzarse por instaurar en la tierra la palabra de Dios, esto es, el islam. Es, por una parte, el esfuerzo espiritual y material del musulmán por mejorarse (conocido como ‘yihad mayor’), y por otra, el esfuerzo por mejorar lo que le rodea (la ‘yihad menor’). Para conseguirlo, la yihad va desde la persuasión oral y ejemplarizante de cada musulmán al acoso armado: es lo que se conoce como ‘yihad ofensiva’, que ha sido tan discutida como practicada a lo largo de los quince siglos de historia del islam”. Recomendamos el uso del término en minúsculas, como cualquier concepto relacionado con la terminología islámica.

 

“Una de las circunstancias que más ha llamado la atención de los investigadores es que en el detenido, al igual que en diversos entornos radicales de corte islamista que están siendo objeto de seguimiento, se ha podido observar un cambio sustancial de apoyo y ensalzamiento al grupo terrorista Al Qaeda”, informa la noticia. Volvemos a recordar la incorrección del uso islamista en este contexto, y volvemos a recurrir al glosario del Observatorio: “Cuando los movimientos islamistas incurren en la violencia armada para imponer su visión, del islamismo estaremos pasando al yihadismo”.

 

Te puede interesar también:

Encuentro del Observatorio de la Islamofobia en los Medios con los becarios de Alianza de Civilizaciones de la ONU

  El Observatorio de la Islamofobia en los Medios se reunió el pasado martes 9 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *