Portada / Material de apoyo / Documentación / La telaraña de odio de Anders Breivik

La telaraña de odio de Anders Breivik

Publicado por Andrew Brown, en The Guardian, el 7 de septiembre de 2011.

Un análisis del manifiesto del asesino noruego revela la red virtual de su universo paranoico.

El manifiesto de Anders Breivik revela una subcultura de páginas nacionalistas e islamófobas que unen a la extrema derecha estadounidense con la europea en una alianza paranoica contra el islam, que también tiene raíces en algunos partidos elegidos en elecciones democráticas.

The Guardian ha analizado las páginas enlazadas por él a la vez que las páginas enlazadas a él, con el objetivo de exponer una telaraña de odio basado en tres páginas dedicadas a la “contra-yihad”, dos administradas por estadounidenses de extrema derecha y otra por un excéntrico noruego. Todas ellas se inspiran en gran medida en la judía y egipcia exiliada Gisele Littman, quien escribe bajo el pseudónimo Bat Ye’or, y que parece estar convencida de que las élites europeas han conspirado contra sus pueblos para entregarle el continente a los musulmanes.

Aparte de haber escrito un manifiesto muy largo, Breivik también expuso sus ideas en la página nacionalista noruega Document.no. En sus publicaciones en esa página hacía referencia a lo que él denominaba: “el pensamiento de la escuela de Viena”, que era el conjunto de personas que habían diseñado la ideología en la que se inspiró para cometer el asesinato en masa. Citó a tres personas en particular: Littman; el noruego Peder Jensen que escribía bajo el pseudónimo de Fjordman; y el estadounidense Robert Spencer, quien mantiene la web “Jihad Watch” (vigilancia de “yihad”) y agita contra “la islamización de América”.

Pero también alude a un blog llamado Gates of Vienna, administrado por un estadounidense llamado “Ned” May, en el que Fjordman publicaba de forma regular y que sostiene que Europa ahora está mucho más amenazada por la invasión musulmana de lo que estaba cuando en 1683 un ejército turco cercó Viena.

Todos estos fanáticos paranoicos comparten la visión articulada del activista de extrema derecha Anders Gavers, quien tiene vínculos directos con el partido EDL de Reino Unido, así como con Spencer y su co-conspiradora Pamela Geller en Estados Unidos. Hace un año en una conferencia, Gravers dijo:

La Unión Europea actúa en secreto, está engañando al pueblo europeo sobre su desarrollo. La democracia está siendo destituida deliberadamente y el último ejemplo es el tratado de Lisboa. Sin embargo, el plan tiene como principal objetivo el de convertirnos en un estado euro-árabe, incorporando a países musulmanes del norte de África y Oriente Medio a la Unión Europea. Esto se inició con el Tratado de Barcelona que en 1995 firmaron la Unión Europea (UE) y nueve países del norte de África e Israel, y que entró en vigor el 1 de enero de 2010. También se conoce como la cooperación euro-mediterránea. A cambio de un control parcial europeo de las fuentes de petróleo, los países musulmanes tienen acceso sin restricciones a las tecnologías y al movimiento de personas en Europa. El precio que los europeos deberán pagar es la incorporación de la sharía y la eliminación de la democracia.”

La página de Spencer jihadwatch.org está vinculada 116 veces al manifiesto de Breivik; la página de May, Gates of Vienna, está vinculada 86 veces; y la de Fjordman 114 veces.

Spencer y Geller fueron los organizadores de la así llamada “Ground Cero Mosque” (Mezquita 11-S) en la ciudad de Nueva York.[i] Así mismo, se encargaron de Stop Islamisation of America, un movimiento que tiene lazos con la EDL (English Defence League) y con numerosos movimientos de extrema derecha de toda Europa.

De estos dos, Spencer es la figura menos radical. Ha sido exageradamente entrevistado en el Catholic Herald de este país y elogiado por Douglas Murray del Centre for Social Cohesion, quien lo calificó de “profundo e ingenioso pensador”. En una ocasión, un redactor principal de The Telegraph, Damian Thompson, urgió a todos sus lectores a comprar los trabajos de Spencer, especialmente si creían que el islam es “una religión de paz”. La semana pasada, el blog de Spencer redifundió una publicación de la página que administra Geller, Atlas Shrugged, que sostiene que el gobernador Rick Perry, el creacionista de la extrema derecha de Texas, está en realidad vinculado a islamistas a través de Grover Norquist, un recortador de presupuestos de extrema derecha quien, según Geller, sería “una tapadera de los Hermanos Musulmanes”. En otra ocasión, Geller republicó una entrada de un blog que especulaba con que el presidente Obama era hijo natural de Malcolm X.

Al igual que las páginas electrónicas de Spencer y May, como “contra-yihad”, el análisis de la red de Breivik también revela un entramado denso de 104 páginas nacionalistas de partidos políticos. Algunos de esos partidos tienen representación parlamentaria: Dutch Freedom de Geert Wilders; el Frente Nacional Francés, el Partido Progresista de Noruega (del cual Breivik fue miembro hasta que lo dejó disgustado por su moderación); o los demócratas de Suecia. Otros, como la EDL son grupos periféricos. Y luego están aquellos que se encuentran en el centro como el partido de extrema derecha húngaro Jobbik. Están por toda Europa y les une su hostilidad hacia los musulmanes y hacia la UE.

Un sitio en el que todos estos hilos se entrecruzan es el Brusseels Journal, una página administrada por el eurodiputado católico belga Paul Belien, miembro del partido de extrema derecha Vlaams Belang. El eurodiputado conservador y eurófobo, el británico Daniel Hannan, apareció durante tres años en la cabecera de Brusseels Journal. Desde entonces Hannan denuncia que los partidos neo-fascistas europeos no son en absoluto de la extrema derecha.

Aparecer en la lista no significa estar de acuerdo con los crímenes de Breivik. Peder “Fjordman” Jensen estaba tan estupefacto por lo sucedido que se puso a disposición de la policía y concedió una entrevista a un periódico noruego en la que se mostró sinceramente desconcertado al saber que sus predicciones sobre una guerra civil europea habían llevado a alguien a ejercer semejante violencia.

Sería todavía más injusto culpar a Melanie Philips. A pesar de haber sido citada en detalle por Breivik  en un artículo en el que acusaba a la élite británica de haber fomentado la inmigración para romper la sociedad tradicional, y pese a que ella misma escribió que “La beca de Bat Ye’or es increíble y su análisis es tan persuasivo como aterrador[ii], también ha combatido ferozmente la idea “contra-yihadista” de que no existen personas musulmanas y moderadas.

Los ecos “contra-yihadista” son los altavoces de los “yihadistas” por los que el imaginario colectivo se siente amenazado. El mundo psicológico “yihadista” ha sido descrito por el psiquiatra británico Russell Razzaque, quien rechazó ser reclutado por Hizb ut-Tahrir[iii] cuando era estudiante. No se trata solo de una visión mundial en blanco y negro, explica, aunque también sea parte de ello. “Es como un abrazo muy cálido. Te daba sensación de autoestima, una sensación de abrazo real. Y luego te ofrecía un propósito, algo que tampoco se tenía tan a menudo, y que no era poco: una guerra cósmica en el bando correcto, ser parte de una nueva generación en una lucha gigante que se remonta a las cruzadas.”

Esto evidencia claramente la imagen que Breivik tiene de sí mismo. Lo que le hace particularmente aterrador es que parece haberse auto-radicalizado y, al igual que los “yihadistas”, previamente fue a buscar consejo y guía en Internet. Pero los últimos pasos hacia el asesinato en masa los dio él solo, hasta donde se sabe. Los grupos “yihadistas” también se aíslan del mundo en su propio universo estrecho y paranoico. Los grupos relacionados con los atentados suicidas del 11-S y el 7-J pasaron meses haciéndose la psique unos a otros antes del crimen, hablando obsesivamente durante horas a diario. Pero Breivik, a pesar de haberse retirado de la sociedad a su granja, parece haber pasado su tiempo solo con Internet. Esto le permitió escuchar a su propio coro imaginario de amigos que le animaban al asesinato y al martirio. Este es su mapa.

 

[i] https://fair.org/extra/the-medias-construction-of-the-ground-zero-mosque/

[ii] El enlace ya no está disponible, pero llevaba a una página nazi. Sobre el libro islamófobo citado en castellano: http://elmed.io/dhimmitud-o-como-desmontar-los-mitos-del-islam-tolerante/

[iii] https://es.wikipedia.org/wiki/Hizb_ut-Tahrir

 

 

Te puede interesar también:

Las víctimas de delitos de odio ya tienen un mapa de servicios de atención en Barcelona

Publicado por Iris Aviñoa Ordóñez en la web del Ayuntamiento de Barcelona Un estudio detecta que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *